Mi carta no era de rabia, era decepción

Descripción

No se trataba de rabia, ni resentimiento, mucho menos de odio, lo mío era una cuestión de decepción por andar esperando lo que yo estaba dispuesto a dar.
Invitados a leer: http://www.shoshan.cl/reflexiones/como_pasar_los_dias_dificiles.html

No todos los días son iguales.
Aceptar que no todos los tiempos son iguales será lo que nos dará fuerzas para comenzar un nuevo día.